Antes de hablar de los factores en sí que hacen que un blog tenga éxito, habría que definir en qué consiste exactamente el “éxito” en un blog.

Algunos de los indicadores, que creemos más importantes, son una combinación de visitas, grado de fidelización de esas visitas (visitas que se convierten en lectores habituales), nivel de “engagement” de la comunidad (comentarios, etc.), visibilidad y reputación.

1. Pasión por lo que haces, fe, paciencia y perseverancia

Crear un blog son muchas horas de trabajo y la situación de la mayoría de los bloggers es que tienen que sacarlas de dónde no las hay. Eso sólo es posible con pasión, además, el lector nota si hay o no pasión detrás del blog y si la sabes transmitir, se contagia y engancha a tu lector.

Por otra parte, todo esto vale de poco si la pasión te dura tres días. Al igual que resulta imprescindible tener paciencia, fe en lo que haces y perseverancia para seguir adelante durante meses o años sin resultados claros porque todos los blogs pasan por un largo periodo de sequía antes de empezar a dar sus frutos.

 

2. Contenido de calidad

Internet sufre una gran infotoxicación, hoy en día, con la enorme oferta de contenido gratuito de  calidad, el contenido mediocre sobra. No obstante, una segunda, tercera o cuarta variante de un mismo tema, si es elaborada con calidad, sigue teniendo su hueco.

Que no se malinterprete llo anterior, a todos nos salen posts malos de vez en cuando, es imposible que no suceda. No me refiero a publicar un post brillante tras otro, me refiero a no crear a sabiendas “posts a granel” que no aportan un valor añadido real al lector con tal de ahorrar tiempo y esfuerzo y aparentar lo que no es.

Además, no funciona, ya no. Olvídate, cada hora que le dediques a hacer algo mediocre o incluso peor, copies contenidos de otros, es una hora perdida.

 

3. Entender las necesidades de tu público y empatizar con él

Es muy frecuente el fenómeno de las personas que creen que porque algo les parezca interesante a ellos, también tiene que serlo para los demás. Pasa en todas las facetas de la vida y también en los blogs.

Si eres capaz de crear un poco de calidad, conseguir que lean lo tuyo es tan simple como dar en el clavo con las necesidades y gustos de tu audiencia. Cuanto mejor sepas empatizar y detectar las necesidades de tu público, más éxito tendrán tus contenidos. Hay muchas técnicas para conseguirlo que apenas nadie aplica y eso que muchas son muy sencillas.

Por ejemplo: pregunta directamente a tus lectores y reacciona a las necesidades que te plantean. Nosotros mismo aún no hemos aprovechado su potencial. Es una apuesta segura, así que aprovéchala. Nosotros lo haremos, no lo dudes.

 

4. Ser amable con tu comunidad y crear una relación con ella

Hay algunos bloggers tienen la mala costumbre de no cuidar a su comunidad: no responden emails o responden con cierta grosería, no responden nunca a comentarios, etc.

A alguien así se le acabará viendo con el tiempo como inaccesible, distante, borde o cosas peores, te guste o no, eso formará parte de tu marca personal y tu comunidad difícilmente prosperará por ese camino.

Por otra parte, es verdad, que en cuanto ganes algo de visibilidad el tiempo que consume la interacción con la gente empieza a superarte.

Pero es que no es necesario que te remangues para resolverle vida a todo el mundo, un simple gesto es suficiente, con una frase corta, pero amable, diciendo que lo lamentas, pero que te es imposible una atención individual es suficiente. En mi experiencia, la gente lo entiende perfectamente y tú no quedas como un grosero. Si, además, se te ocurre algún enlace a un post afín que recomendar, mejor que mejor.

Por otra parte, si algo diferencía a los blogs es la relación que sea crea entre el autor y su comunidad. Quizás no te hagas amigo personal de cada uno de tus lectores, pero el simple hecho de esforzarte en responder todos o casi los comentarios y mantener conversaciones con tus lectores ya crea un vínculo sólido con tus lectores. Y esto no es solamente algo bonito y gratificante, sino tremendamente positivo porque fideliza enormemente y genera la confianza necesaria en tu público para llevar tu blog al siguiente nivel que puede consistir, por ejemplo, en la venta de productos o servicios.

 

5. Aprender a redactar

No hace falta ser ningún crack para redactar bien, hacerlo “razonablemente bien” es suficiente. Incluso pequeños errores ortográficos son perfectamente tolerables.

Lo que importa es que tu contenido sea agradable de leer y fácil de entender.

La cuestión es que, aunque no tengas mucho talento para redactar, existen técnicas muy sencillas, pero muy eficaces, que te supondrán una gran mejora.

Estas técnicas son tan simples como utilizar frases cortas y sencillas, eliminar palabras y expresiones redundantes, mantener los párrafos pequeños, etc.

Y luego no te olvides de lo más importante: cuando redactes, pregúntate en cada frase si una persona “normal” la puede entender.

 

6. SEO y copywriting

Aquí me voy a limitar a decir que la creencia de que el SEO (Search Engine Optimization) no es importante en un blog que empieza es uno de los falsos mitos del blogging.

Si pudiera dar marcha atrás al punto cuando empecé con el blogging, sería, junto con el copywriting, de las primeras cosas en las que me formaría porque incluso con un trabajo de SEO muy sencillo, no hay color en las visitas que recibirás desde los buscadores. Especialmente si te lo tomas en serio y trabajas con herramientas profesionales como SEMrush.

Por otra parte, el “copywriting” es una disciplina que se refiere a cómo conseguir textos que llamen la atención y la mantengan el mayor tiempo posible. Algo que resulta especialmente importante en el título de un post que es donde te juegas al 80% que te lean o no.

 

7. Saber cómo difundir tus contenidos

Cuando empiezas con tu blog personal, las redes sociales son casi lo único que tienes para empezar a captar visitas. No tienes suscripciones por correo, ni de tu feed RSS y Google te ignorará durante unos cuantos meses. Así que lo que te queda básicamente son los agregadores y las redes sociales.

Para usarlas de manera eficaz has de conocerlas bien, cada una es distinta y para promocionar tus contenidos hay cosas que funcionarán en unas pero no en otras. Y luego descubrirás pequeñas joyas como el hecho de que, por ejemplo, los grupos de LinkedIn o las comunidades de Google+ son una fuente muy buena de captación de tráfico para tu blog si las sabes aprovechar sin hacer spam.

 

8. Tecnologías de WordPress.org

Para tener realmente éxito con tu proyecto blog, como es lógico, es clave la plataforma de blogging que uses.

La plataforma más potente, con diferencia, es WordPress.org, la variante de WordPress con hosting, ya que dispone de miles de plantillas para personalizar el aspecto de tu blog y cuenta con una cantidad increíble de plugins (+30.000 gratuitos) para añadir funcionalidades específicas.

 

Conseguir que un blog tenga éxito requiere mucho más que solamente buenos contenidos, necesitas adquirir una serie de habilidades para conseguir que esos contenidos, además, se difundan y se lean.

 

 

 

Fuente: www.ciudadano2cero.com